¿Cómo usar el storytelling para marcar la diferencia en épocas de crisis? Preguntas cruciales para responder

Hoy en día con las redes sociales, existen millones de perfiles demasiado similares entre si ¿Cómo vamos a poder diferenciarnos en un futuro próximo? ¿Cómo lograremos posicionarnos, ya sea como personas o como marcas? El storytelling es eso que te hace único, tu historia. Simplemente, se trata de escuchar tu voz y amplificarla al cien por ciento.

Un espacio para lucir tu parte más real y humana

En el momento de escribir tu historia vos sos el personaje principal por lo cual jamás tenés que tratar de quedar como el héroe que nunca tuvo ningún error. Esas historias no cautivan y te hacen ver poco transparente. Si realmente querés emocionar a las personas tenés que confiar en el poder de un buen relato. Ningún error es una equivocación, todos son parte de tu recorrido personal.

Las personas ya no buscan lideres perfectos, estas ideas duran muy poco y se cortan en el tiempo. Las historias que pasan a futuro e influencian al resto suelen ser las que las que dejan una moraleja profunda, al terminar de leerlas o escucharlas sentimos en la piel lo que la persona vivió. Esos son los relatos que quedan guardados en nuestros corazones. No te podés perder el canal de Damian Kuc en Youtube para terminar de entender y dominar este arte “Historias Innecesarias: Damian Kuc“.

No te olvides de las personas que te marcaron el camino

Es fundamental tener en cuenta quienes te inspiraron en el proceso. Ellos también poseen una historia que se relaciona de alguna forma u otra con la tuya. Al pensar en sus historias podés reconocer qué tipo de impacto te gustaría que tenga tu relato y en qué te diferencias de ellos. ¿Seguís sus pasos? ¿Tomaste un nuevo rumbo?¿Reconstruiste una idea que tuvieron esas personas?

Hacé un repaso de todos los momentos en que pensaste en rendirte y qué motivos impulsaron que siguieras adelante. Pueden ser libros, frases, autores, personas a tu alrededor. Cuánto más explores las cosas que te motivaron mayor será el entusiasmo en tu historia.

Siempre pensá en positivo

Cuando hago énfasis en nombrar las partes negativas en tu historia no me refiero a relatar un drama, sino a buscar qué cosas positivas te trajeron todos esos momentos de dificultades. Las personas aman las historias de superación personal. Tenés que reconocer qué puntos fuertes tenés y cuáles fueron las experiencias reales que forjaron esas habilidades y fortalezas.

Te recomiendo visualizar el vídeo de la actriz Bárbara Mori “¿Miedo o amor? Tú decides | Bárbara Mori” en el canal de Youtube de TEDx Talks para que prestes atención a cómo cautiva con su relato al público contando una historia negativa con un final positivo.

¿Cómo no te gustaría verte en 10 años?

En este contexto de cambios realmente es difícil proyectarse siquiera a corto plazo, así que mejor proyectar como no te gustaría verte. ¿Qué cosas realmente querés evitar? ¿Cuál sería el peor escenario y qué medidas estás tomando para evitar esto a futuro?

Definitivamente el peor escenario es no estar preparado para afrontar tu peor escenario y esperar a que suceda para solucionarlo, tratá de evitar a toda costa esta mentalidad. Somos seres activos y en movimiento, por lo cual, tu relato debe ser dinámico. Somos seres que estamos creciendo constantemente y nos tenemos que hacer responsables de nuestros posibles escenarios a futuro.

Es importante mostrar tu visión y cómo solucionas problemas, esas cosas son cruciales para la personalidad de tu marca. Todos los valores e ideales que deseas mantener más allá de cualquier circunstancia son lo que te define y va a dejar huella en tu público.

Ser breve, claro y auténtico

Este paso es el más simple, pero muchos lo ignoran. No tenés que llenarte de palabras complicadas que nadie conoce o copiar el estilo de un escritor intelectual que lejos está del lenguaje que debería representar tu historia. No sirve copiar y pegar a la hora de hacer storytelling, lo más poderoso de esta herramienta es que logra que marques una diferencia, así que no fuerces una idea que no va con tu marca o tu persona.

Mantenerlo claro y breve es la mejor de las decisiones. Cada cosa que cuentes tiene que tener un sentido y causar una emoción en particular. La mejor forma de concluir tu relato es que quede la sensación de haber leído una moraleja, que el público entienda y pueda reflexionar sobre lo que aprendiste a lo largo de los años. Sentir que tu historia te refleja y no se siente plástica es un muy buen augurio. Quitarte lo falso te ayudará a verte más auténtico.

Por último, sabemos que a veces es difícil animarse a ser auténtico, justamente porque estamos trabajando con emociones y vivimos en una sociedad que nos enseña desde chicos a quitarnos esa parte vulnerable, pero vale la pena. Cuando empieces a hacerlo te vas a dar cuenta que era la llave que te faltaba para terminar de darle un sentido en el mercado a tu marca personal, va a generar algo en los demás y despertarás la curiosidad de las personas que todavía no te conocen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: