Miedos a la hora de publicar con editoriales | Mitos que hay que exterminar

desayuno con un libro de literatura y un cafe

“El escritor solamente pierde cuando deja de escribir”

Frase que leí por ahí en internet

¿No conocen a nadie que haya tenido experiencias desagradables a la hora de intentar publicar su libro? ¿O alguien que nunca publicó por miedo? ¿O alguien que critique “los libros de moda” cada vez que pueda? Conozco muchos casos así y la mayoría de estas cuestiones provienen de mitos que hay a la hora de publicar, la mayoría no podrían ser menos ciertos.

Ser escritor y publicar es un dolor de cabeza. Todo el proceso de crear un libro es una tarea de tiempo y dedicación, pero por algo estos objetos son tan importantes en la cultura. Escribí este artículo pensando en mi papá, ya que por no tener acceso a este tipo de información cometió muchos errores que tal vez si no hubieran sucedido, su libro podría haber llegado a las librerías.

No garantizo que tu libro llegue a publicarse después de leer este artículo, pero te vas a ahorrar muchas experiencias terribles que podrían poner en riesgo tus ganas de seguir escribiendo.

Las editoriales solo buscan vender

Las editoriales son empresas como cualquier otra. Tienen empleados y asistentes que los ayudan a llevar adelante el complejo arte de sacar un libro a la luz en su mejor versión posible. Los editores son lectores que decidieron agudizar su ojo para detectar los libros que deben publicarse, esos que logran cambiar el mundo.

Aun así, tienen que vender, ya que no pueden sacar siempre autores poco reconocidos que no generen ventas, aunque sea buena literatura. Tiene que haber un balance entre libros que tienen un gran potencial de ventas y libros más arriesgados que lleve más tiempo que se reconozca como obra literaria de valor. Los best-seller que son los libros que más se llevan críticas, son los que a fin de cuentas le permiten a la editorial tener un capital extra para apostar por escritores nuevos.

Cuando sos un escritor principiante que nadie conoce sos un riesgo para la editorial, por lo cual, la que acepte publicarte lo va a querer hacer con tu mejor obra para garantizar el éxito a futuro. Así que, no van a publicar cualquier cosa, por eso es difícil, van a querer de tu mano lo mejor de lo mejor. Hasta que no escribas eso, no te publicarán. En cambio cuando ya tenés un nombre, podés explorar más y tomar riesgos. Te recomiendo la entrada de “Editoriales Latinoamericanas que sí aceptan manuscritos” para que puedas formarte y conocer distintas editoriales.

Muchos escritores se mantienen en un círculo más chico y trabajan con editoriales más pequeñas hasta poder aspirar a otro tipo de publicaciones a gran escala. Es un proceso largo porque es necesario mantener el mercado editorial, sino las editoriales quebrarían y todos como lectores nos veríamos afectados. La próxima vez que te pares a criticar el libro de un Youtuber famoso, contemplá la opción de que esas ganancias podrían permitir que te des el lujo de publicar el tuyo en un futuro.

Las editoriales dictan la literatura – deciden qué se publica y qué no

Las editoriales más grandes tienen diferentes sellos editoriales. Cada sello tiene su especialidad. No todas las editoriales publican todo tipo de libros, sería una locura, tendrías que tener editores que se dispersen en mil temas sin llegar a buenos resultados finales. Para evitar esto dividen sus categorías y se especializan en ciertos libros. Antes de siquiera pensar en publicar hay que entender el mercado editorial en donde deseas publicar, ya sea en tu país o en otros países. En este blog explica brevemente la diferencia entre editorial y sello editorial “¿Cual es la diferencia entre editorial y sello editorial?”

Para investigar más al respecto, visitá librerías y prestá atención qué editoriales están publicando libros de la misma linea que el tuyo. Y si tu libro no entra en estas categorías, buscá qué editoriales están publicando libros difíciles de catalogar (sí, también existen ese tipo de sellos editoriales, se especializan en libros “raros y complejos“) pero tendrás muchas menos opciones, que ese sea tu primer libro es una movida arriesgada. Te recomiendo el artículo de Caligrama, Penguin Random House “¿Cómo enviar tu obra a una editorial para que te publiquen?” para saber un poco más sobre envíos editoriales.

Más allá de lo que decidas hacer, no te desanimes y seguí escribiendo. Si querés saber un poco más de esto te recomiendo buscar más blogs de escritura donde comenten sobre las editoriales más relevantes y sus sellos principales para que entiendas mejor cómo funciona, hay millones.

Las editoriales te estafan

Las editoriales profesionales no te van a estafar, pero tenés que tener conocimientos en contratos y tomarte tu tiempo a la hora de firmar. Nunca dejes que el entusiasmo de publicar te haga cometer un error. Lo que puede llegar a pasar en una gran editorial es un contrato abusivo, donde el dinero que recibas no sea lo que esperabas. Para evitar esto la única respuesta es estar informado, y como sos principiante, mejor estar sobre-informado.

También existen las editoriales que te piden dinero para publicar. Ellos ofrecen un servicio de edición pero no financian tu libro. Deberías también pensarlo dos veces. El problema de estas editoriales es que te ofrecen publicar tu libro, pero luego puede ser que no logres vender absolutamente nada. Al no tener un filtro de que libros publican, el tuyo podría no tener mercado en la zona donde se vende y esto se traduce en cero ventas, por lo cual, terminaría siendo un gasto de dinero. Tenés que investigar si existe un mercado para tu libro, dónde y cómo llegarías a esos potenciales lectores, todo esto mucho antes de contratar un servicio editorial.

Luego, están los estafadores. Así que infórmense, investiguen editoriales que estén sacando libros actualmente y estudien cómo son las formas y procesos de publicación de cada una. Así no terminan en manos de personas con malas intenciones y que poco interés tienen por la industria del libro.

La idea de aceptar que tu obra no está perfecta

Jamás envíes una obra a la editorial con la idea de que ya está terminada. Cuanto antes como escritor admitas que tu obra está en proceso de publicación, mejor. Probablemente estés meses trabajando para lograr un libro de calidad digno de aparecer en las estanterías de las librerías.

Así que no dejes que el perfeccionismo te invada, las editoriales saben de libros y van a encargarse de esto. Tu preocupación debería ser la historia y su narrativa, podés contratar a un corrector si no te sentís confiado, pero no dejes que ese miedo te impida cruzar la barrera de envío a una editorial.

Si todavía no te sentís cómodo con tu auto-edición y siguen apareciendo miedos, te marcó otro artículo “¿Cómo editar un libro?” del blog “Writing Tips Oasis” para que vayas sacándote dudas y estés más confiado al respecto.

Las editoriales van a dejar de existir con los ebooks

Un e-book no es igual a un libro tradicional. No se esperan los mismos resultados y son mercados diferentes. Pero hoy en día uno complementa al otro. Los libros siguen siendo el material más cómodo para la lectura lenta y de estudio. Aun así los libros digitales también tienen un gran mercado.

No todos los libros que funcionan en el mundo digital, funcionan en librerías, lo mismo al revés. Pensá que el trabajo de las editoriales es lograr libros profesionales, con calidad de contenido y sin errores de ortografía. Además de conocer el mercado y sus canales de difusión a la perfección. Sin importar los cambios que veamos de ahora en adelante en el mundo, el trabajo del editor, el ojo que tiene para catalogar textos y analizar el mercado, son esenciales y se van a seguir necesitando más que nunca.

Si todavía te sentís desanimado para empezar a publicar, te recomiendo leer “Siete razones para publicar un libro“, es otro artículo de Caligrama para inspirarte a publicar por tu cuenta tus obras y quitar algunos miedos del medio a la hora de realizar publicaciones independientes.

Por último, para entrar en tema con el mercado editorial te recomiendo el canal de Daniel Benchimol y en especial el video “¿Cómo distribuir y vender libros digitales?

Si te ha gustado el artículo podés seguirnos en Instagram y suscribirte al blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: